Consejos para mejorar tu Currículum Vítae



Una de las preguntas más comunes a la hora de solicitar un empleo es como debe ser mi CV para llamar la atención a quien esté haciendo el reclutamiento. 

Es importante tener en cuenta de que  el currículum vítae va a ser nuestra presentación ante una empresa que está ofreciendo un puesto de trabajo que deseamos. Según una investigación de “TheLadders”, un reclutador tarda aproximadamente unos 6 segundos en decidir si eres apto tras mirar tu CV. Pero ¿cómo elaborar un currículum vitae exitoso?





Te estás vendiendo en un trozo de papel, por lo que debes adaptar tu información de manera que reflejes lo que la empresa está buscando. Intenta investigar sobre la compañía y visita su web para averiguar los objetivos o los valores que promueve. Intenta plasmar la filosofía de la empresa y del puesto en tu currículum vitae. Crea tu CV personalizado y utiliza un formato que se adapte mejor a la industria en la que quieres trabajar. 



Por ejemplo: si eres un diseñador gráfico, haz un CV que demuestre tu dominio de ese campo. Si por el contrario aspiras a un trabajo de gerente en una multinacional, cíñete a un modelo más clásico de currículum.

No te olvides de Destacar tus cualidades, pero nunca mientas. Debes ser honesto ya que tu CV será utilizado para estructurar la entrevista si eres uno de los candidatos seleccionados. No incluyas información falsa porque puede traerte problemas más adelante en el proceso.

Estos son los puntos  que debes tener en cuenta para mejorar tu Currículum:

Recuerda que un buen currículum no puede prescindir de algunas características básicas en su composición estética:
  • Claro, concreto y conciso, la extensión mínima y máxima debe ser de 1 o 2 páginas.
  • Agradable para la vista del reclutador.
  • Escrito por ordenador, sin errores, sin faltas y sin correcciones manuales.
  • Encuentra una plantilla de CV que se adapte a tus necesidades.
  • Espaciado y con amplios márgenes.
  • Con los titulares y aspectos más importantes o interesantes remarcados.
  • Sin revelar toda la información, solo la necesaria para llamar la atención del reclutador.

Si tu CV les ha impresionado…

Si has seguido los pasos que te hemos indicado, has entregado tu currículum a una empresa y te han llamado… ¡Felicidades! Has superado la primera prueba. Pero ahora tienes que superar otra: la entrevista


Fuente: Psicologiaymente
Publicado por Rafaela Pinheiro. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿PARA QUÉ SIRVE EL ARREPENTIMIENTO?

PERDER PARA GANAR

Burnout : El trabajador quemado